Un paseo por las ruinas del Poblenou, el que fue gran barrio obrero de Barcelona.

Entradas etiquetadas como “Poblenou

El JÚPITER (I) Exploraciones en torno a la leyenda

El equipo del Júpiter en 1913
Pocos son los clubs de fútbol que como el Júpiter  alcanzaron la leyenda” sin a penas haber conseguido títulos, no fue una épica comprada a golpe talonario, sino la unión de un equipo con el barrio fabril del Poblenou, pues el destino del C.E. Júpiter estuvo estrechamente marcado por la historia, por los vaivenes políticos y sociales de aquella época y siempre determinado por esa trabazón obrera que tuvo antaño.
Aquel foot-balll que en sus inicios la colonia británica enseñaba y que aquellos primeros animosos deportistas practicaban, con el “fair play” como principio básico, aún no era lo popular que llegaría a ser muy pronto entre los trabajadores y éstos a quienes en un principio podía  parecerles un deporte para modernos y snobs, no tardaron en adoptarlo como su deporte.
“La fervorosa adhesió dels obrers al futbol del obrers no era una simple copia de l’actitud burgesa envers els esports. La importancia era molt més elevada. Els treballadors van escollir un esport relativament jove, sense tradició i li imprimiren un definitiu caràcter de masses. La conquesta dels estadis serà la conquesta d’un espai físic, doblement important ja que estracta d’un àmbit nou. delimitat per ells mateixos.”
No es al Júpiter, es el Escocés en 1900 donde jugaba uno de sus fundadores,  David Mauchan.
David Mauchan en 1909, fecha en que se fundó el Júpiter, era  un “veterano futbolista” para la época, en 1900 jugaba ya al fútbol con el “Escocés”, equipo formado, mayormente, por la colonia escocesa de la Fabra & Coats de Sant Andreu. David, que tenía gran fuerza y destreza con el balónllegaría a jugar en el FC Barcelona como defensa y extremo izquierdo.
El 12 de Mayo de 1909  David y sus hermanos ,Jean y Guillem, junto a un nutrido grupo catalán, se reúnen en la Cervecería Cebrián, donde hoy está  la horchatería el Tío Che.

Orxateria “El Tío Che”
Placa que conmemora la fundación del club

Si hago hincapié en la nacionalidad escocesa de los Mauchan es para valorar la hipótesis de que quizá esa mezcla de escoceses y catalanes tuvo mucho que ver a la hora de diseñar un escudo con una estética independentista, un escudo que en plena dictadura de Primo de Rivera, en 1924,  sería censurado y prohibido. Comienza aquí el club a sufrir una persecución que ya les seguiría durante años y que les obligaría, con Franco, a cambiar no sólo el escudo sino hasta el nombre del equipo. 

Diferentes escudos que tuvo el Júpiter a lo largo de su historia

En aquella mítica reunión del 12 de mayo de 1909 se comenzaron a concretar temas como la que sería la primera junta, un campo donde jugar, los colores del club y el nombre. Los colores iniciales serían el blanco y el azul, aunque más tarde se cambiarían  por los emblemáticos gris y grana, si bien el verde y el blanco, en otras etapas del club, también lo fueron. 
En 1912 se federan como equipo de fútbol y juegan su primer partido en aquel su campo de la calle Taulat/Curtidores(Pellaires), al lado precisamente de donde los domingos se habían realizado los célebres concursos de globos. 
Y llegados aquí trataremos el tema del nombre, que se debe precisamente a un globo participante en esos concursos, ahora bien, la historia que se ha ido conformando es que en esa reunión se acordó que el nombre saldría del próximo triunfador de una de esas competiciones de la Mar Bella. Pero si bien es cierto que éstas frecuentaron en dicho escenario, entre el 1907 y el 1909, a mediados de este ultimo año se dejaron de hacer y es que quizás el ambiente que se respiraba en la ciudad no estaba para esas celebraciones. Faltaba mes y medio para una de las mayores sacudidas revolucionarias de la ciudad, la Semana Trágica, y precisamente sería el Poblenou uno de sus núcleos iniciales. 
Así parece, y en eso la web “Planetajupiter” ha abierto otra posibilidad más fundada, que el próximo concurso a realizar después de esa primera reunión fuera uno de nacional, organizado en Madrid por el Real Aéreo Club de España, que ganó precisamente el globo “Júpiter”, a finales de Junio y principios de Julio, pilotado por el capitán de ingenieros Gordejuela. 
Sobre el aspecto y forma del referido globo, la documentación gráfica que  nos llega resulta confusa y contradictoria. En 1905 hubo un eclipse total de sol en España y a tal efecto en Burgos se preparó la ascensión de tres globos para realizar observaciones y experimentos. Según la foto de los globos el Júpiter es el primero a la izquierda, además el relato que acompaña es bastante claro al hablar de que va recubierto de aluminio. Alguna foto más desde otra perspectiva así lo certifica que parece estar bien documentada.

O sea que era esférico, es más,  en la foto del concurso de Junio de 1907 de la playa de la Mar Bella los doce globos participantes, entre los cuales se encuentra el Júpiter, lo son. Sin embargo en otra foto posterior, y en otras de la campaña militar del Rif, a donde poco después de aquel concurso de Madrid se enviaron los globos Júpiter y Reina Victoria para hacer labores de observación, la forma es completamente diferente, de esférico ha pasado a ser un globo cometa tipo Parseval, popularmente “globo salchicha”.

No creo que el “Júpiter” cambiase  de forma, son dos tipos de globos muy diferentes, en todo caso de nombre y el suyo pasase a otro  de estos nuevos aerostatos. O quizás que se repitieran una serie de errores en los pies de las fotos reproducidas, aunque parecen demasiados.
Si bien no vamos a cerrar el interrogante dejemos aquí dos cromos sobre la Guerra del Rif (manera de insuflar patrioterismo a los chavales!) que parecerían corroborar su esfericidad.

Como ya hemos dicho, la leyenda del Júpiter no se debió a los títulos que consiguió, que también los consiguió, modestos si se quiere pero de forma meritoria, pues el club vivió aquella época histórica en la que los clubs de fútbol de barrio se medían con los más “poderosos” y el profesionalismo de éstos no había acabado con las auténtica esencia de ese deporte. 

El equipo del Júpiter en 1920

Como decía Andreu Mitjans, en aquel excelente trabajo publicado en la revista Icària**, haciendo referencia al fútbol que se practicaba en aquellos tiempos históricos del Júpiter: “El concepte de futbol que va practicar la gent  dels primers temps del club era modest i humil, cosa inseparable de l’autèntic esperit esportiu. Dins i fora del terreny de joc, hi havia valors que prevalien per sobre del triomf. No és un tòpic. No era normal buscar a tot preu la superioritat sobre el contrari, es veia més lògic buscar equilibri entre diferents equips del campionat.”**
Fue en la temporada 1924-25 cuando el C.D. Júpiter consiguió sus mayores éxitos deportivos: el Campeonato de Catalunya de segunda categoría y, sobre todo, el Campeonato de España del Grupo B, lo que correspondería a la segunda división de hoy.

Ibars, Orti, Martín, Palanca, Callicó, Montoliu, Gil,
Ventura, Viñas, Santamaría y Gimeno

El partido de la final fue jugado en Mestalla (Valencia) el 10 de Mayo, en un ambiente extremadamente hostil al equipo del Poblenou, gracias a la prensa local y foránea.  A pesar de ello el Júpiter fue netamente superior a su rival, el Atlhétic de Gijón, a quien goleó por un 4 a 1. El mismo día en Sevilla el FC Barcelona jugaba la final del Campeonato de primera categoría venciendo al Arenas de Guecho por un 2 a 0.

Caricaturas de algunos jugadores del Júpiter  de la  revista satírica del deporte “Xut”

De vuelta a Barcelona el equipo del Júpiter  esperó en Reus al Barça y ambos tuvieron un recibimiento apoteósico y multitudinario, la prensa se hizo eco y como en tiempos no tan lejanos el fútbol fue motivo de escape de la falta de libertad. 
El 14 de Junio un partido amistoso enfrenta a esos dos equipos, FC Barcelona y CD Júpiter, en el campo de las Corts, en homenaje al Orfeó Català. El permiso gubernativo tardó mucho en llegar y en la media parte del partido, en un ambiente caldeado, la banda de música de la flota británica, fondeada en el puerto, toca el himno de la marcha real española, lo que provoca una pitada ensordecedora. La reacción del gobierno de la dictadura de Primo de Rivera no se hizo esperar y cerró el campo del FC Barcelona por seis meses e “invitó” a su presidente Hans Gamper a salir de España. La cuestión nacional era un tema perseguido por las autoridades, recordemos que el año anterior era prohibido el escudo del Júpiter. 
Pero no sólo la cuestión nacional preocupaba al gobierno, hacía más de una década que Barcelona vivía en un escenario de lucha de clases y la Dictadura era la forma más extrema de combatirla. La CNT había aparecido en ese escenario radicalizando la pugna contra la Patronal. El Poblenou, barrio obrero por excelencia, y su club de fútbol, el Júpiter, fueron reflejo de ello. Pero de esa parte de la historia legendaria de nuestro club hablaremos más adelante.

—-ooOoo—-
*Vida quotidiana en un poble industrial. Sant Martí de Provençals 1862-1925. Mirri Larrubia, Maria Teresa. “La fervorosa adhesión de los obreros al fútbol del obreros no era una simple copia de la actitud burguesa hacia los deportes. La importancia era mucho más elevada. Los trabajadores eligieron un deporte relativamente joven, sin tradición y le imprimieron un definitivo carácter de masas. La conquista de los estadios será la conquista de un espacio físico, doblemente importante ya que se trata de un ámbito nuevo. delimitado por ellos mismos. “
**El Júpiter: dades per una història. ICÀRIA.“El concepto de fútbol que practicó la gente de los primeros tiempos del club era modesto y humilde, lo inseparable del auténtico espíritu deportivo. Dentro y fuera del terreno de juego, había valores que prevalecían por encima del triunfo. No es un tópico. No era normal buscar a toda costa la superioridad sobre el contrario, se veía más lógico buscar equilibrio entre diferentes equipos del campeonato. “

Las Masias de Sant Martí de Provençals

Quizás muchos no lo sepan pero el distrito de Sant Martí de Provençals, municipio antes de 1897 en que fue agregado a Barcelona, tuvo un pasado rural importante, y es que la personalidad de los “núcleos urbanos” del Clot y el Poblenou desarrollados por la creciente actividad industrial y fabril, hace que se olvide la importancia de aquellas otras actividades agrarias. 
 
Sabemos que la parroquia de Sant Martí de Provençals y los primeros grupos de casas de alrededor es el origen del municipio, que entonces incluía la Sagrera, de “sagrers”, cuyo territorio estaba protegido de la rapiña de los nobles. También sabemos que los espacios más cercanos al mar eran terrenos  pantanosos, lo que facilitó el desarrollo de aquella primera industria que fueron las indianas, pero que cuando eran drenados para hacerlos habitables se convirtieron en buenos  campos de pasto y cultivo.
En 1787 el viajero inglés Arthur Young,  economista y luego ministro de agricultura, en su libro Viaje a Catalunya, queda impresionado de los cultivos que se dan en el plano de Barcelona: «Los cultivos son muy densos, y son objeto de un gran cuidado. Ni rastro de barbechos; al contrario, aún no se ha recogido una cosecha que ya empieza otra nueva.” Y de forma más concreta y cercana nuestro escritor del barrio Xavier Benguerel nos recuerda en sus Memòries que a principios del siglo pasado ” prop del Besòs i Sant Martí de Provençals, es donaven bròquils, tomàquets, cols i albergínies de gran categoria.”*
En el fragmento del mapa de arriba de 1897 podemos localizar la mayoría de las masías existentes en Sant Martí y comprobar que eran más numerosas en el núcleo original y lo que después sería la Verneda. Desde la señorial Torre de Fang en la Sagrera que como muchas otras masías pertenecía a importantes familias barcelonesas, a otras mucho más modestas levantadas sin permiso.
 
Torre de Fang
MasiaOliva Artés
Cal Masover
Can Canals
Can Pujol
Mas Armengol
Masia de St Martí
Masia de St Martí
Masia de la Creu
Can Nyau
Ca l’Arnó
Ca l’Arnó convertida en ludoteca
Ventana gótica en Ca l’Arnó
Can Cadena (Parcs i Jardins)
Huerto biológico de Can Cadena
Can Planas
Can Planas Centro Residencial de Acogida
Can Riera
Can Riera espera su demolición
Progresivamente fueron desapareciendo pero muchas aguantaron hasta principios de los sesenta, en que el alcalde Porcioles empezó a construir a destajo sus polígonos de viviendas, pero de tantas hoy sólo quedan tres masias como equipamientos municipales en el Parc de Sant Martí, rodeando la iglesia. Son Ca l’Arnó, Can Cadena y Can Planas. También otra de particular, muy reformada, como centro de jardinería y viveros de plantas, Ca l’Agustí, en la calle Pere IV 429. Y finalmente una tocando a Sant Andreu, Can Riera, a la que parece le quedan los días contados, a pesar de que personas con muy buen tino propusieran convertirla en un centro de arte, aprovechando que por allí se movieron los geniales pintores de la  “Colla del Safrà”.
 
L’hort del rector
———————————————————————–
*” cerca del Besòs y Sant  Martí de Provensals, se daban brécoles, tomates, coles y berenjenas de gran categoría.”

———————————————————————–

Documentación:

·Fotos en B/N del Arxiu Fotogràfic del Centre Excursionista de Catalunya

·Fragmento del Mapa L’Ager Provintialis de Els primers batecs històrics de Sant Martí de Provençals de Josep de la Vega i Gómez.


:::::Los animales salvajes del circo ARTKATRAZ:::::

Los animales “salvajes” lo son principalmente porque son libres y es eso lo que molesta a los que quieren dominarlo todo…

Queda en pie practicamente solo un trozo pared donde cuelga aún el cartel de al lado de la antigua puerta de acceso, es como una burla desde el poder para demostrar su fuerza. Ubicadas en la calle Almogàvers en frente de la sala Razzmatazz, las naves de una antigua empresa de transportes SETSA y de una situada detrás, GALFER, donde se fabricaban frenos, son hoy un vasto solar derruido donde aún en sus paredes nos abren los ojos sus graffitis. 

Okupadas antes, es desde finales del 2009 cuando se convierten en un “hiperactivo” centro social, ARTKATRAZ, una escuela alternativa de artes escénicas. El pasado 7 de julio de este 2011 fueron desalojados por los mossos por una denuncia de la empresa inmobiliaria Metrovacesa propietaria de los locales que llevaban años abandonados. En el video que sigue los artistas de Artkatraz explican lo que fue la vida del centro durante ese tiempo.


Antonio Turón Turón (17-1-1920*al 8-3-2003)

Antonio Turón Turón había nacido en Híjar (Teruel ), pero de niño se trasladó a vivir con sus padres a Barcelona, primero al casco antiguo y después al Poblenou, donde desde muy joven, a los 13 años, entró a trabajar en la fábrica de “Can Girona”, donde también trabajaba su padre. Al poco tiempo se afilia a la CNT y a los 15 años ya está militando en las Juventudes Libertarias del barrio. También frecuenta el grupo del bar La Paz de Sant Adrià.
El 19 de Julio de 1936 en Barcelona sale a la calle y participa en el combate contra el cuartel del Crédito y Docks y después en los abastecimientos y oficinas de afiliación de las columnas Durruti y Ortiz. En 1937 lucha en el frente aragonés y hundidas las lineas, con la 24 División, en el Pirineo de Lleida.
Consumada la derrota pasa a Francia y conocerá los campos de Concentración de Bourg Madame, Vernet d’Ariège, Setfonts y Guegnon. Huido de los campos galos se interna en España y es detenido en Camprodón por la Guardia Civil e inicia un largo periplo por cárceles y batallones disciplinarios y es obligado después a hacer el servicio militar en Mallorca hasta junio de 1945.
A su vuelta a Barcelona contacta con compañeros cenetistas y de nuevo milita en la organización de las de Juventudes Libertarias, que editan el periódico “Ruta”.Es detenido en 1947 por la brigada político social y en Vía Laietana recibe una monumental paliza por la policía del comisario Quintela. Es condenado en un primer momento a 30 años de cárcel, pero debido 
a las irregularidades del consejo de guerra se le reduce la pena a 20, aunque por las reducciones por trabajo logra salir después de 11 años, en 1958 en libertad condicional. Primero en Madrid y luego en Barcelona contacta de nuevo con la CNT y forma parte del comité nacional, siendo detenido de nuevo en 1961.También tuvo un momento de debilidad en 1965 con su acercamiento a las tesis de cincopuntismo que implicabanuna entrada en la CNS vertical, pero de lo que se apartó en cuanto vió la trampa montada por el régimen franquista. Pero su personalidad generosa y´sacrificada está libre de cualquier sospecha.Participa en la Assemblea de Sants de 1976 para la reconstrucción de la CNT y aunque continúo en la vida orgànica, comenzó una intensa actividad cultural libertaria, en asociaciones como la ECA (Ecologia Cultura Arte), y en colaboraciones en el Centro de Documentación Històrico-Social/Ateneu Enciclopèdic Popular, ACEN,Ideas-Orto, Cénit, etc.

* Según otras fuentes nació en 1919:

María Teresa Martínez de Sas, Diccionari biogràfic del Moviment Obrer als Països Catalans, Edicions Universitat de Barcelona, Publicacions de l’Abadia de Montserrat. Barcelona, 2000.
Miguel Íñiguez, Enciclopedia histórica del anarquismo español, Asociación Isaac Puente. Vitoria, 2008


:::::::::CEMENTERIO DEL ESTE (entrada):::::::::

MORS OMNIBUS COMMUNIS (La muerte es común a todos)
El Cementerio del Poblenou, también conocido como Cementiri de l’Est o Cementiri Vell, se crea en el 1775 para vaciar las fosas de las parroquias de Barcelona, por impulso del Obispo Josep Climent, hombre de ideas reformadoras, que por cuestiones de salubridad lo sitúa fuera de las murallas de la ciudad, en unos terrenos cercanos a la playa en el municipio de sant Martí de Provençals.De la primera expectación se pasó al poco al rechazo y al abandono. Cuestiones de disputas económicas y de costumbres relegó su uso como osera y entierro de los muertos del Hospital de Sant Pau. En 1813 fue destruido por las tropas de Napoleón por razones militares de defensa, y tres años después se reconstruye en un sobrio estilo neoclásico por el arquitecto Antonio Ginesi, con referencias al Egipto faraónico, tan de moda en aquella época, lo que le da ese aspecto esotérico añadido al funerario. El recinto adoptó un pretendido tratamiento igualitario en las tumbas, con la construcción de nichos a la estela del concepto democrático liberal, éstos eran ocupados por las familias pudientes, comerciantes y aristócratas mientras que trabajadores y gente humilde eran enterrados en las fosas comunes. Pero con el tiempo la misma clase burguesa con voluntad de distinguirse inicia la construcción de los panteones, en los espacios centrales que ocupaban jardines. Y allí se dan la mano la pompa, la ostentación y el valor especulativo del terreno, tan omnipresente desde siempre en el barrio.

PRENSA OBRERISTA EN EL POBLENOU DE FINALES DEL S.XIX – “EL GRITO DEL PUEBLO”

Como es lógico es en la época en que el municipio de Sant Martí de Provençals está segregado de Barcelona, cuando más proliferan los títulos locales de publicaciones periódicas.
Desde el 1872 en que aparece la primera, “El Eco del Taulat”, hasta el 1897 con la agregación a Barcelona, que coincide con la desaparición del semanario “El Adalid martinense”, surgen una variada muestra, reflejo de los diversos intereses, principalmente localistas, que pretendían influir en la política municipal, y también otros más propios de la clase obrera que en el núcleo industrial del Poblenou no hacía sino crecer y reconocerse. Las publicaciones no eran muchas si se compara con la capital, pero sí si lo hacemos con otras poblaciones del Pla de Barcelona. También debemos recordar que en el municipio, agrícola e industrial, había escasez de recursos, imperaba el analfabetismo y la represión, que cuando se ejercía era férrea y brutal; es por eso que la prensa obrerista es la que sufre una vida más azarosa y poca ha sido la que ha llegado hasta nuestros días. Aquí daremos cuenta de tres publicaciones obreristas que con diferente suerte han llegado hasta nosotros para saber de su existencia:
“El Grito del Pueblo”, y posteriormente “La Unión Obrera” y “El Eco de Toneleros” (después “El Eco de Obreros Toneleros”)
.
También puede ser útil consultar una Cronología del Movimiento Obrero de estos años que nos ocupan.

“El Grito del Pueblo” fue un periódico semanal anarco-colectivista que se publicó desde el el 10 de Julio de 1886 hasta el 18 de Noviembre del mismo año en que cerró, debido a varias denuncias y su director, Indalecio Cuadrado, fue condenado a 4 meses de prisión por un artículo en el que defendía la jornada de 8 horas.“Si decimos que el obrero debe prepararse a la lucha en pro de la jornada de las ocho horas, se nos denuncia; si excitamos a los albañiles, carpinteros y lampistas se nos denuncia; si por medio de una última hora anunciamos la huelga y pedimos que sean enérgicos los carpinteros se nos denuncia; y si damos cabida escritos de los trabajadores que ponen de manifiesto las arbitrariedades de los explotadores, se nos lleva a los tribunales.”Su postura ideológica dentro del anarquismo era la del colectivismo como queda claro en las siguientes lineas: “La bandera que hoy enarbolamos es la que ostenta la Federación de Trabajadores de la Región Española; con ella estamos y estaremos siempre que se no se separe de los sacrosantos principios de Anarquía, Federación y Colectivismo. Los que la persigan, son nuestros enemigos; los que trabajen por su desarrollo o por las ideas de emancipación, son nuestros hermanos.”El periódico tenía su administración en la Plaza del Mercado, 18, 4º, 1ª, a nombre de Salvador Espí , y su director era Indalecio Cuadrado, que quizá había venido al barrio con la intención de crear una masa social en apoyo de la jornada de ocho horas y también para contrarrestar la influencia del periódico anarco-comunista “La Justicia Humana”, que se publicaba en el barrio de Gracia, entonces también segregado de Barcelona.
Indalecio Cuadrado había nacido en Valladolid en 1864. Como tipógrafo dirigió en su ciudad natal “La Crónica de los Trabajadores”, una publicación meramente estadística por la que fue procesado. Presidió la Comisión Federal de la FTRE en 1884, en un momento de crisis de la asociación y precisamente se mostró de acuerdo y fomentó la pérdida de atribuciones de la Comisión que presidía. Está presente ya en el congreso comarcal catalán de 1885 y participa de forma activa en los debates organizativos que se desarrollan en los periódicos anarquistas “Acracia” y “El Productor”. Atraído por el naciente núcleo obrero del Poblenou que crece en Sant Martí de Provençals, y pensando quizás que estaría más a salvo de la represión que en Barcelona, funda el periódico “El Grito del Pueblo” desde donde defenderá las tesis colectivistas y la campaña por la jornada de ocho horas, por cuya causa sufre prisión y la clausura del medio. Más tarde sintiéndose perseguido emigra a Argentina, donde primero se acerca a los círculos anarquistas, para después con una pequeña fortuna fundar una imprenta, abjurar y apartarse de los medios libertarios, hasta ser considerado por éstos como un traidor, que se inclina por el republicanismo radical, pues al frente de la Liga y el Centro Republicano y desde sus periódicos El Imparcial y El Republicano Español, es uno de los más furibundos defensores del demagogo Lerroux.

PRENSA OBRERISTA EN EL POBLENOU DE FINALES DEL S.XIX- (y2)

“El Eco de Toneleros” fue una publicación obrerista y eso que las características del trabajo de tonelero (boter), con una práctica manual y preindustrial lo apartaban del trabajo proletarizado. Así pues se partía de una conciencia más bien gremial pero por ser un trabajo duro, con horarios muy relativos, se tenía que luchar también por su dignificación y contra la sobreexplotación, pues el tonelero era un oficio artesano bien pagado pero que por ello recibía también la presión de la competencia desleal.
La Federación de Oficiales Toneleros se crea en 1871 y a finales del 1872 deciden adherirse a la FRE de la AIT (Primera Internacional) así pues su orientación es inequivocamente obrera. En el XV congreso (1887) celebrado en Sans (Sants) se decide publicar “El Eco de Toneleros” como portavoz de la federación y es allí primero donde sale hasta el 1889, en que comienza a editarse en Sant Martí de Provençals, coincidiendo con el cambio de nombre a “El Eco de Obreros Toneleros”. La redacción está en la carretera de Mataró 164 y luego también en la calle Wad-Ras 25. En aquellos años coinciden varios congresos y alguna conferencia de la Federación en el municipio.
El periódico constaba de cuatro hojas y pretendía salir mensualmente, cosa que hacía de forma bastante irregular. El contenido era de comunicación en clave interna, noticias del oficio, cajas de resistencia, pero también incluía algún “artículo de fondo” no muy extenso del estilo que sigue:
“El capital que, producido por el trabajo acumulado, debiera ser fuente de armonía y riqueza universal, sirve tan sólo, aún entre nosotros, de manzana de la discordia, aniquila despiadadamente a quien con su sudor lo crea y divide a los hombres en clases dominantes y dominadas, en amos y esclavos /…/ La camarilla explotadora sólo procura dar ocupación a los trabajadores más estrictamente necesarios, a fin de poder hacer tranquilamente su negocio con razón del sobrante de brazos siempre existente /…/ Razón sobrada nos asiste para protestar enérgicamente contra tanto abandono como existe en el desenvolvimiento de la vida en la familia obrera.”
Algunos de los que se expresaban en sus páginas fueron militantes influyentes en su época, como Andreu Julivert, tonelero miembro del grupo Aliancista de Barcelona (Bakuninista), que luego parece que se trasladó al Vendrell y allí organizó la sección local, y Jaume Anglés, dirigente histórico de la sección de Sant Martí de Provençals y que tuvo un papel decisivo en la marcha de la Federación.

_________________________________________________________________________________

 

“Las organizaciones traen en sí el germen de la sumisión, del idiotismo e imbecilidad”. Con este lema en su cabecera se editaba este periódico anarco-comunista que salió en Sant Martí de Provençals a finales de 1895 y del que sólo se conocen dos números. Su existencia demuestra la presencia de algún pequeño grupo individualista, una tendencia poco común en el movimiento anarquista de aquella época. Su director era José Llovet del que no se tiene ninguna noticia y que justifica el título de la publicación de la forma que sigue:

“¿Qué el nombre de la Unión Obrera es impropio del periódico que combate las organizaciones? Para quienes se han concretado a /…/ estudiar la cuestión social en los estrechos moldes y ambiente vicioso de una sociedad obrera o bien de tal o cual grupo de propaganda, etc. podrá ser así: Mas para nosotros no ¿ Y por qué? Porque nos ha servido de lecciones todos los hechos /…/ El estudio de los hechos nos han dicho que en vez de la “Unión obrera”, que en ellas se buscaba, de ellas ha salido la mayor discordia entre los obreros y de aquí a nuestra vista resulte todo lo contrario.Ahora bien. ¿Si de las prácticas orgánicas ha resultado, la desunión obrera; del movimiento antiorgánico no ha de resultar la unión en todos los casos que las circunstancias e intereses de la clase la reclama?”