Un paseo por las ruinas del Poblenou, el que fue gran barrio obrero de Barcelona.

Archivo para junio, 2013

El JÚPITER (I) Exploraciones en torno a la leyenda

El equipo del Júpiter en 1913
Pocos son los clubs de fútbol que como el Júpiter  alcanzaron la leyenda” sin a penas haber conseguido títulos, no fue una épica comprada a golpe talonario, sino la unión de un equipo con el barrio fabril del Poblenou, pues el destino del C.E. Júpiter estuvo estrechamente marcado por la historia, por los vaivenes políticos y sociales de aquella época y siempre determinado por esa trabazón obrera que tuvo antaño.
Aquel foot-balll que en sus inicios la colonia británica enseñaba y que aquellos primeros animosos deportistas practicaban, con el “fair play” como principio básico, aún no era lo popular que llegaría a ser muy pronto entre los trabajadores y éstos a quienes en un principio podía  parecerles un deporte para modernos y snobs, no tardaron en adoptarlo como su deporte.
“La fervorosa adhesió dels obrers al futbol del obrers no era una simple copia de l’actitud burgesa envers els esports. La importancia era molt més elevada. Els treballadors van escollir un esport relativament jove, sense tradició i li imprimiren un definitiu caràcter de masses. La conquesta dels estadis serà la conquesta d’un espai físic, doblement important ja que estracta d’un àmbit nou. delimitat per ells mateixos.”
No es al Júpiter, es el Escocés en 1900 donde jugaba uno de sus fundadores,  David Mauchan.
David Mauchan en 1909, fecha en que se fundó el Júpiter, era  un “veterano futbolista” para la época, en 1900 jugaba ya al fútbol con el “Escocés”, equipo formado, mayormente, por la colonia escocesa de la Fabra & Coats de Sant Andreu. David, que tenía gran fuerza y destreza con el balónllegaría a jugar en el FC Barcelona como defensa y extremo izquierdo.
El 12 de Mayo de 1909  David y sus hermanos ,Jean y Guillem, junto a un nutrido grupo catalán, se reúnen en la Cervecería Cebrián, donde hoy está  la horchatería el Tío Che.

Orxateria “El Tío Che”
Placa que conmemora la fundación del club

Si hago hincapié en la nacionalidad escocesa de los Mauchan es para valorar la hipótesis de que quizá esa mezcla de escoceses y catalanes tuvo mucho que ver a la hora de diseñar un escudo con una estética independentista, un escudo que en plena dictadura de Primo de Rivera, en 1924,  sería censurado y prohibido. Comienza aquí el club a sufrir una persecución que ya les seguiría durante años y que les obligaría, con Franco, a cambiar no sólo el escudo sino hasta el nombre del equipo. 

Diferentes escudos que tuvo el Júpiter a lo largo de su historia

En aquella mítica reunión del 12 de mayo de 1909 se comenzaron a concretar temas como la que sería la primera junta, un campo donde jugar, los colores del club y el nombre. Los colores iniciales serían el blanco y el azul, aunque más tarde se cambiarían  por los emblemáticos gris y grana, si bien el verde y el blanco, en otras etapas del club, también lo fueron. 
En 1912 se federan como equipo de fútbol y juegan su primer partido en aquel su campo de la calle Taulat/Curtidores(Pellaires), al lado precisamente de donde los domingos se habían realizado los célebres concursos de globos. 
Y llegados aquí trataremos el tema del nombre, que se debe precisamente a un globo participante en esos concursos, ahora bien, la historia que se ha ido conformando es que en esa reunión se acordó que el nombre saldría del próximo triunfador de una de esas competiciones de la Mar Bella. Pero si bien es cierto que éstas frecuentaron en dicho escenario, entre el 1907 y el 1909, a mediados de este ultimo año se dejaron de hacer y es que quizás el ambiente que se respiraba en la ciudad no estaba para esas celebraciones. Faltaba mes y medio para una de las mayores sacudidas revolucionarias de la ciudad, la Semana Trágica, y precisamente sería el Poblenou uno de sus núcleos iniciales. 
Así parece, y en eso la web “Planetajupiter” ha abierto otra posibilidad más fundada, que el próximo concurso a realizar después de esa primera reunión fuera uno de nacional, organizado en Madrid por el Real Aéreo Club de España, que ganó precisamente el globo “Júpiter”, a finales de Junio y principios de Julio, pilotado por el capitán de ingenieros Gordejuela. 
Sobre el aspecto y forma del referido globo, la documentación gráfica que  nos llega resulta confusa y contradictoria. En 1905 hubo un eclipse total de sol en España y a tal efecto en Burgos se preparó la ascensión de tres globos para realizar observaciones y experimentos. Según la foto de los globos el Júpiter es el primero a la izquierda, además el relato que acompaña es bastante claro al hablar de que va recubierto de aluminio. Alguna foto más desde otra perspectiva así lo certifica que parece estar bien documentada.

O sea que era esférico, es más,  en la foto del concurso de Junio de 1907 de la playa de la Mar Bella los doce globos participantes, entre los cuales se encuentra el Júpiter, lo son. Sin embargo en otra foto posterior, y en otras de la campaña militar del Rif, a donde poco después de aquel concurso de Madrid se enviaron los globos Júpiter y Reina Victoria para hacer labores de observación, la forma es completamente diferente, de esférico ha pasado a ser un globo cometa tipo Parseval, popularmente “globo salchicha”.

No creo que el “Júpiter” cambiase  de forma, son dos tipos de globos muy diferentes, en todo caso de nombre y el suyo pasase a otro  de estos nuevos aerostatos. O quizás que se repitieran una serie de errores en los pies de las fotos reproducidas, aunque parecen demasiados.
Si bien no vamos a cerrar el interrogante dejemos aquí dos cromos sobre la Guerra del Rif (manera de insuflar patrioterismo a los chavales!) que parecerían corroborar su esfericidad.

Como ya hemos dicho, la leyenda del Júpiter no se debió a los títulos que consiguió, que también los consiguió, modestos si se quiere pero de forma meritoria, pues el club vivió aquella época histórica en la que los clubs de fútbol de barrio se medían con los más “poderosos” y el profesionalismo de éstos no había acabado con las auténtica esencia de ese deporte. 

El equipo del Júpiter en 1920

Como decía Andreu Mitjans, en aquel excelente trabajo publicado en la revista Icària**, haciendo referencia al fútbol que se practicaba en aquellos tiempos históricos del Júpiter: “El concepte de futbol que va practicar la gent  dels primers temps del club era modest i humil, cosa inseparable de l’autèntic esperit esportiu. Dins i fora del terreny de joc, hi havia valors que prevalien per sobre del triomf. No és un tòpic. No era normal buscar a tot preu la superioritat sobre el contrari, es veia més lògic buscar equilibri entre diferents equips del campionat.”**
Fue en la temporada 1924-25 cuando el C.D. Júpiter consiguió sus mayores éxitos deportivos: el Campeonato de Catalunya de segunda categoría y, sobre todo, el Campeonato de España del Grupo B, lo que correspondería a la segunda división de hoy.

Ibars, Orti, Martín, Palanca, Callicó, Montoliu, Gil,
Ventura, Viñas, Santamaría y Gimeno

El partido de la final fue jugado en Mestalla (Valencia) el 10 de Mayo, en un ambiente extremadamente hostil al equipo del Poblenou, gracias a la prensa local y foránea.  A pesar de ello el Júpiter fue netamente superior a su rival, el Atlhétic de Gijón, a quien goleó por un 4 a 1. El mismo día en Sevilla el FC Barcelona jugaba la final del Campeonato de primera categoría venciendo al Arenas de Guecho por un 2 a 0.

Caricaturas de algunos jugadores del Júpiter  de la  revista satírica del deporte “Xut”

De vuelta a Barcelona el equipo del Júpiter  esperó en Reus al Barça y ambos tuvieron un recibimiento apoteósico y multitudinario, la prensa se hizo eco y como en tiempos no tan lejanos el fútbol fue motivo de escape de la falta de libertad. 
El 14 de Junio un partido amistoso enfrenta a esos dos equipos, FC Barcelona y CD Júpiter, en el campo de las Corts, en homenaje al Orfeó Català. El permiso gubernativo tardó mucho en llegar y en la media parte del partido, en un ambiente caldeado, la banda de música de la flota británica, fondeada en el puerto, toca el himno de la marcha real española, lo que provoca una pitada ensordecedora. La reacción del gobierno de la dictadura de Primo de Rivera no se hizo esperar y cerró el campo del FC Barcelona por seis meses e “invitó” a su presidente Hans Gamper a salir de España. La cuestión nacional era un tema perseguido por las autoridades, recordemos que el año anterior era prohibido el escudo del Júpiter. 
Pero no sólo la cuestión nacional preocupaba al gobierno, hacía más de una década que Barcelona vivía en un escenario de lucha de clases y la Dictadura era la forma más extrema de combatirla. La CNT había aparecido en ese escenario radicalizando la pugna contra la Patronal. El Poblenou, barrio obrero por excelencia, y su club de fútbol, el Júpiter, fueron reflejo de ello. Pero de esa parte de la historia legendaria de nuestro club hablaremos más adelante.

—-ooOoo—-
*Vida quotidiana en un poble industrial. Sant Martí de Provençals 1862-1925. Mirri Larrubia, Maria Teresa. “La fervorosa adhesión de los obreros al fútbol del obreros no era una simple copia de la actitud burguesa hacia los deportes. La importancia era mucho más elevada. Los trabajadores eligieron un deporte relativamente joven, sin tradición y le imprimieron un definitivo carácter de masas. La conquista de los estadios será la conquista de un espacio físico, doblemente importante ya que se trata de un ámbito nuevo. delimitado por ellos mismos. “
**El Júpiter: dades per una història. ICÀRIA.“El concepto de fútbol que practicó la gente de los primeros tiempos del club era modesto y humilde, lo inseparable del auténtico espíritu deportivo. Dentro y fuera del terreno de juego, había valores que prevalecían por encima del triunfo. No es un tópico. No era normal buscar a toda costa la superioridad sobre el contrario, se veía más lógico buscar equilibrio entre diferentes equipos del campeonato. “
Anuncios

SOBRE LAS SIMBOLOGÍAS DE GINESI EN EL CEMENTERIO

Creo que vale la pena volver sobre el tema de las simbologías en la arquitectura de Ginesi, representadas en el Cementerio del Este y profundizar más sobre sus“posibles referencias masónicas”*.
Aunque  creo que sobre la hipotética relación de Ginesi con la masonería, nadie puede tener la certeza ni a favor ni en contra, el tema sí que reclama mejor desarrollo. Así, sin pretender ser academicista, pues no está a mi alcance, y sin dejar de ser subjetivo,  que tampoco lo está, sí que intentaré desarrollar los pros y los contras siguiendo cierto rigor y ser algo que le viene como anillo al dedo a este post,ecléctico.
Como ya hemos  repetido en este blog, el arquitecto Antonio Ginesi (1790 – 1824), vice-cónsul del gran Ducado de Toscana fue el encargado en 1818 de construir el Cementerio del Este, sobre el mismo terreno que había ocupado el anterior,destruido por las tropas napoleónicas y lo hace  inspirado  en un cementerio como el de Livorno.Siguiendo un estilo neoclásico,
Ginesi tiene el atrevimiento de  romper el canon académico en una obra sufragada por la Iglesia, al añadir elementos esotéricos del Antiguo Egipto. Y digo atrevimiento pues al joven arquitecto le llovieron las críticas desde los más diversos ámbitos. Muy de joven Ginesi viaja por Grecia y Egipto estudiando su arquitectura lo que le dota del talento para escribir con sólo 23 años su “Nuovo corso d’architettura civile… “(Florencia, 1813).

En 1814 parece que ya se estableció en Barcelona, pues otras fuentes dan la fecha de 1815.  Son tiempos en los que Fernando VII restaura el absolutismo, persigue a liberales y constitucionalistas, restableciendo la temida Inquisición.
Sólo empezar el 1815 se promulga un edicto que prohibía y condenaba a la masonería. Ante esta situación de persecución prácticamente desapareció toda actividad de las logias y a título individual sus simpatizantes guardaban total discreción de sus simpatías. En 1818, Antonio Ginesi que se encontraba en Barcelona como vice-cónsul de la Toscana es encargado por el Obispo Sitjar de construir el nuevo cementerio en detrimento de otros arquitectos más afamados como Antoni Celles, con quien Ginesi tendrá una larga y agria polémica en las páginas del Diario de Barcelona. 



Ginesi construye dos pirámides en la fachada a pocos metros y a ambos lados de la entrada principal. Pero no son estructurales sino un adorno plano que las sugiere, de hecho son triángulos equiláteros, un símbolo esotérico para la masonería pero también para el Antiguo Egipto y el cristianismo. En su interior ese ojo (el que todo lo ve) que según una lectura más académica “no es más que un vano para iluminar el interior, idénticos a los que pueden verse en infinidad de diseños de la época”. Pero aquí su funcionabilidad sería más bien estética pues está cubierto en su interior.
A principios del siglo XIX  con la campaña napoleónica de Egipto, se puso de moda la antigua simbología de aquel país y fueron bastantes los arquitectos que incluyeron a la pirámide como elemento en sus proyectos funerarios.
Otros símbolos aparecen en la capilla situada en la otra parte del cementerio que Ginesi acabó, en su fachada rematada por un doble frontón. Se trata del “Uroboros”, la serpiente que se muerde la cola, símbolo egipcio de la eternidad. Un símbolo que Cagliostro, alto masón, adoptó como símbolo secreto y que Ginesi según un dibujo repetía originalmente en su proyecto de la fachada de la entrada principal. También por encima, el triángulo isósceles  con los haces de luz resplandecientes, aunque en la reconstrucción parece que se dejaron el ojo.
Todos ellos, símbolos compartidos por “creencias paganas o religiosas”, que hacen imposible llegar a una conclusión definitiva.
Fachada de la Capilla del Cementerio del Este proyectada por Ginesi.
Símbolos también utilizados por la Masonería
Aparte de esos elementos construidos en vida de Ginesi no nos podemos hacer una idea exacta de su proyecto inicial pues su prematura muerte puso en otras manos  su finalización, y es más se perdió su documentación original (!).En 1821 arriban a Barcelona un gran número de inmigrantes italianos, masas de fugitivos de las revoluciones carbonarias fracasadas del Piamonte y Nápoles. No sé si Ginesi, diplomático y hombre ilustrado tendría algún contacto con ellos.También es en este Trienio Liberal cuando la masonería reaparece con fuerza en los medios políticos y se constituyen nuevas logias, tampoco parece que el nombre de Ginesi aparezca en la historiografía que trata el asunto. Pero Ginesi era un hombre discreto, del que el Diario Constitucional de Barcelona a propósito de las alabanzas a su capilla comentaba: “ha querido esconder sus talentos hasta sus más íntimos amigos, y se ha sepultado en el olvido hasta cuasi el presente día, después de haber sido pocos años atrás la admiración de Italia.”
Parte trasera de la Capilla con su peristilo  y el característico suelo “a cuadros”.
Escasas fueron  las obras de Ginesi, se tiene noticias de un palacete situado detrás de la Iglesia  de Santa Mónica, desaparecido hace años, y de que también fue el artífice del Templo a la Libertad**, del Pla de Palau, inaugurado a  finales del Trienio Liberal, con una función pedagógica y simbólica de exaltación del liberalismo a través de los nuevos mártires, básicamente militares muertos o sacrificados en su batalla contra el despotismo. El Templo, situado en el centro de la plaza de la Constitución sería arrasado al poco con la entrada de los Cien Mil Hijos de San Luís que restablecerían el poder absoluto de Fernando VII.También sería ya en 1823 cuando Ginesi tiene que abandonar aquella discreción de la que hablaba aquel periódico para desde otro, el Diario de Barcelona, defenderse de los ataques furibundos de Antonio Celles, máximo exponente de la arquitectura académica.
Ante las acusaciones de cismático, de mal gusto y  de mestizo egipcio-greco-romano, Ginesi se defiende y aboga por lo ecléctico: “vivimos felices días en que las naciones son mutuamente discípulas y maestras, y atentas sólo al grande objeto de la ilustración universal, parece que intentan borrar los límites con los que la casualidad las dividió” y por momentos en su discurso aparece ese espíritu que nos hace “imaginar” hipótesis, aunque de hecho las ideas mismas, como aquellos países de los que recogió inspiración Ginesi, ya son vasos comunicantes y  más cuando coinciden en el tiempo.
Ginesi murió en  1824, a la edad de 33 años, siendo enterrado en el mismo Cementerio del Este***.

*Xavi Casinos en su obra “Passejades per la Barcelona maçònica” nos dice que: “En la fachada principal del cementerio del Poblenou encontramos uno de los símbolos de inspiración egipcia más vinculados con la masonería: dos formas piramidales a ambos lados de la entrada con unas oberturas en forma de ojo cerca del vértice superior. Es el ojo que todo lo ve -en términos masónicos- sobre la pirámide, una representación que se puede encontrar en las logias…”, no sin antes “puntualizar que no hay ninguna constancia documental de que Ginesi fuese masón” y añadir que: “Uno de los primeros en adaptar la simbología egipcia a la masonería fue Giuseppe Bálsamo, más conocido como Cagliostro. Aventurero y charlatán, el italiano se instaló en Barcelona en 1768 protegido por el capitán general, el conde de Ricla. En su estancia en la capital de Cataluña residió en el entonces famoso Hostal del Sol, en la calle del barrio de Ribera que hoy lleva este nombre. Durante el tiempo que permaneció en Barcelona fundó algunas logias de las que no ha quedado constancia documental.
** “En la Plaça de Palau se construye un Templo de la Libertad, algo muy en la lógica 
republicana. Al parecer estaba decorada con motivos masónicos” (“Barcelona rebelde: guía histórica de una ciudad”, Guillem Martínez, pág.163)
***Por las fuentes no se llega a una conclusión 
sobre donde en concreto fue enterrado o acabó siendo sepultado Ginesi. Si bien quizás sea cierto lo que se dice en el libro “Un passeig pel Cementiri de Poblenou” ,de que sus restos ocuparon un lugar en la capilla, otros lo sitúan en uno de esos nichos igualitarios.



Las Masias de Sant Martí de Provençals

Quizás muchos no lo sepan pero el distrito de Sant Martí de Provençals, municipio antes de 1897 en que fue agregado a Barcelona, tuvo un pasado rural importante, y es que la personalidad de los “núcleos urbanos” del Clot y el Poblenou desarrollados por la creciente actividad industrial y fabril, hace que se olvide la importancia de aquellas otras actividades agrarias. 
 
Sabemos que la parroquia de Sant Martí de Provençals y los primeros grupos de casas de alrededor es el origen del municipio, que entonces incluía la Sagrera, de “sagrers”, cuyo territorio estaba protegido de la rapiña de los nobles. También sabemos que los espacios más cercanos al mar eran terrenos  pantanosos, lo que facilitó el desarrollo de aquella primera industria que fueron las indianas, pero que cuando eran drenados para hacerlos habitables se convirtieron en buenos  campos de pasto y cultivo.
En 1787 el viajero inglés Arthur Young,  economista y luego ministro de agricultura, en su libro Viaje a Catalunya, queda impresionado de los cultivos que se dan en el plano de Barcelona: «Los cultivos son muy densos, y son objeto de un gran cuidado. Ni rastro de barbechos; al contrario, aún no se ha recogido una cosecha que ya empieza otra nueva.” Y de forma más concreta y cercana nuestro escritor del barrio Xavier Benguerel nos recuerda en sus Memòries que a principios del siglo pasado ” prop del Besòs i Sant Martí de Provençals, es donaven bròquils, tomàquets, cols i albergínies de gran categoria.”*
En el fragmento del mapa de arriba de 1897 podemos localizar la mayoría de las masías existentes en Sant Martí y comprobar que eran más numerosas en el núcleo original y lo que después sería la Verneda. Desde la señorial Torre de Fang en la Sagrera que como muchas otras masías pertenecía a importantes familias barcelonesas, a otras mucho más modestas levantadas sin permiso.
 
Torre de Fang
MasiaOliva Artés
Cal Masover
Can Canals
Can Pujol
Mas Armengol
Masia de St Martí
Masia de St Martí
Masia de la Creu
Can Nyau
Ca l’Arnó
Ca l’Arnó convertida en ludoteca
Ventana gótica en Ca l’Arnó
Can Cadena (Parcs i Jardins)
Huerto biológico de Can Cadena
Can Planas
Can Planas Centro Residencial de Acogida
Can Riera
Can Riera espera su demolición
Progresivamente fueron desapareciendo pero muchas aguantaron hasta principios de los sesenta, en que el alcalde Porcioles empezó a construir a destajo sus polígonos de viviendas, pero de tantas hoy sólo quedan tres masias como equipamientos municipales en el Parc de Sant Martí, rodeando la iglesia. Son Ca l’Arnó, Can Cadena y Can Planas. También otra de particular, muy reformada, como centro de jardinería y viveros de plantas, Ca l’Agustí, en la calle Pere IV 429. Y finalmente una tocando a Sant Andreu, Can Riera, a la que parece le quedan los días contados, a pesar de que personas con muy buen tino propusieran convertirla en un centro de arte, aprovechando que por allí se movieron los geniales pintores de la  “Colla del Safrà”.
 
L’hort del rector
———————————————————————–
*” cerca del Besòs y Sant  Martí de Provensals, se daban brécoles, tomates, coles y berenjenas de gran categoría.”

———————————————————————–

Documentación:

·Fotos en B/N del Arxiu Fotogràfic del Centre Excursionista de Catalunya

·Fragmento del Mapa L’Ager Provintialis de Els primers batecs històrics de Sant Martí de Provençals de Josep de la Vega i Gómez.


Mierda, el punk del Poblenou

Es innegable que el Punk ha sido el último gran movimiento contracultural de la juventud y hablo en pasado como si ya no existiera lo que no deja de ser falso, sólo hace falta asomarse a la programación de las “radios libres” para ver que aún existen espacios donde se comenta su actualidad. Claro está que no es lo que fue, pero muchos de los que “fueron” nos dirán que no han dejado de serlo aunque su vestuario no se corresponda con el que les hizo famosos antaño.
El movimiento y sus sobrevivientes también han evolucionado, mayormente hacia posturas menos provocativas pero sí más comprometidas, algunos hacía el anarquismo o incluso hacia la
liberación animal y el veganismo. Lo que sigue inamovible es ese desprecio a la sociedad puritana y lo políticamente correcto, el principio  de “hazlo tu mismo” con el que confeccionaban sus fanzines, en los que se llevaba al extremo  aquella estética de fotocopias reventadas, voluntariamente “cutre”,  que recordaba a  los collages dadaístas. O también el espíritu “amateur” con el que interpretaban su música, pues los auténticos punks siempre han sido contrarios al “negocio de la música”.Por todo ello, que nadie se llame a engaño, aunque la cultura de masas no les preste la más mínima atención, el punk no ha muerto.
En el  Poblenou tenemos a dos hermanos,Chico y Tonyo (Manuel y Antonio), que en medios punkies son conocidos como los “míticos hermanos Becerra”, por su larga trayectoria y profusa actividad.
 

Su grupo inicial o al menos con el que sonaron más, llevaba el escatológico nombre de “Mierda”. Su historia tal como aparece en la web “Supurando Rabia”, nos servirá para hacernos una idea de su trayectoria, si bien su ultima formación más “estable” ha sido “Violent Headhache” evolucionando a un estilo más oscuro y brutal como el “grindcore”.

Violent Headhache

Ahí va esa biografía prometida y una muestra de su música:
1985
Chico se compra una curiosa guitarra amplificada que llevaba un altavoz y Tonyo monta una bateria con una silla y un tambor de “Colón”. Inspirados por un Seat 600 que circulaba por Poblenou, el cual llevaba un cartel enganchado que ponía Mierda, nace el grupo con dicho nombre! Sin tener ni idea de tocar, empiezan a hacer
hc-punk ruidoso influenciados por viejas bandas de por entonces como:Disorder,
Antidogmatikss,Lärm,Wretched,Bgk,Pandemonium, Rattus, Chaos uk, IV reich, Sound of disaster, Mob 47, Siege… 

1987
Llegan a grabar unas 5 o 6 cintas caseras que nunca salieron de casa, grabadas a saco con unradiocassette. Una copia de una de ellas se la envian a Mike de los míticos 7 Minutes of Nausea, con el cual hacían intercambio de cintas. Como curiosidad, 7 Minutes of Nausea hizo 2 temas de Mierda en su mitico flexi ep “thrash bora”!!! Ya en esa época estaban de lleno consumiendo noisecore y grind, gracias a los intercambios de cintas, grupos como: Agathocles, G-anx, Fear of god, Schismopathic, Sore throat, 7 m.o.n., Filthy christians, Stench of corpse, Mutilation and death… y claro: Napalm death.

1988
En el 88 Tonyo hace un grupo de versiones thrash con un colega; Alberto cabañas, y le ponen el nombre de Violent Headache pero como Tonyo y Chico ya empezaban a hacer temas de puro grind-noise vieron más apropiado quedarse este nombre y al otro grupo le pusieron Nothing in Concrete.
En Noviembre de 1988 nace oficialmente Violent Headache, dando sepultura a 
Mierda.

1991
MIERDA se vuelve a juntar y graban otra cutre-cinta, el experimento duró sólo unos días.
1996
Este año se deciden a grabar de nuevo, como una muestra de lo que hacían, sin ningún tipo de cambio en los temas, tan solo, quizás, algo de experiencia a la hora de tocar. Y editan un cassette profesional (untado en mierda de verdad)

2010
Se juntan de nuevo, esta vez en el local de ensayo de los Blokes (Barcelona), donde ensayan con Violent Headache. Y graban los
19 temas de este cassette, 14 años después!!!